Del tarot y volver a empezar

9 de febrero del 2022 | en:  Mi vida imperfecta, Tiempo para ti

Lee el artículo

¿Sabías que todos los miércoles publico un mensaje semanal exclusivo para todas las integrantes de La Comunidad Mariana y la Vida (también conocida como patreon)?

El mensaje semanal es un post personal con reflexiones sobre la vida y la gestión de tiempo, que publico todos los miércoles en el blog exclusivo de La Comunidad: una económica suscripción mensual que les da acceso a artículos exclusivos (además del Mensaje Semanal), y contribuye para que pueda seguir escribiendo para Mariana y la Vida. A continuación te dejo el mensaje semanal #172 para que, si te ha dado curiosidad suscribirte, te convenzas de una vez 😉

Para leer el mensaje semanal todos los miércoles, suscríbete aquí.


Querida mujer imperfecta:

Muchas de quienes se han inscrito a mis cursos me confiesan, con pena, que nunca acabaron de ver los videos, o no hicieron los ejercicios sugeridos en el curso o sólo hicieron algunos. Todos mis cursos en línea son en modalidad “a tu propio ritmo”, lo cual quiere decir que todo el material está disponible y puedes irlo viendo/haciendo cuando quieras o puedas.

Déjame decirte una cosa: todas hemos empezado cosas que dejamos sin terminar. De hecho, no se si sabías, pero yo soy la REINA de empezar cosas y no acabarlas nunca. Una vez una de mis hermanas se encontró una libreta mía que decía en la portada: “Dibujos: Libro 1”. La abrió y en la primera página había un dibujo con el título “Día 1”. El resto de las páginas estaba en blanco.

A parecer en algún punto de mi vida se me ocurrió que iba a hacer dibujos diarios y que iba a hacer TANTOS, que iba a llenar más de una libreta. (Libro1, Libro 2, Libro 3). ¡La idea me duró literalmente un día! ¯\_(ツ)_/¯

Así como esa libreta tengo muchos proyectos “abandonados”. Pero, así como esos, también tengo muchos otros que “abandoné” por un tiempo y luego retomé. No tienes que acabar todo lo que empiezas en la vida y, lo que vayas a acabar, no lo tienes que acabar “de un jalón”.

En mi último semestre de la universidad, por ejemplo, se me ocurrió un proyecto documental llamado Revelaciones que, según yo, iba a hacer como tesis. Como no lo hice de tesis, decidí hacerlo saliendo de la universidad… lo cual tampoco pasó. Conseguí un trabajo y pues, el tiempo se me fue de las manos. Me tomó como dos años, pero cuando estuve lista, Revelaciones vio la luz.

En diciembre del 2019, empecé un libro que, por alguna razón, dejé sin terminar DURANTE MESES en mi buró. Estuvo cerrado y empolvándose todo enero, febrero, marzo, abril y mayo. Hasta junio volví a abrirlo y lo terminé. Fue de mis libros favoritos del año. A veces pienso que si me hubiera FORZADO a terminarlo en diciembre, no me hubiera gustado tanto.

También en el 2019, me inscribí a un curso en línea de Tarot para el que estaba emocionadísima. Vi los primeros videos y luego… la vida pasó. (También era uno de esos cursos de modalidad “a tu propio ritmo”). Con mis amigas ya hasta era chiste que “nunca acabé” mi curso de tarot…

¿Y sabes qué pasó? ¡Este mes (dos años después de haberme inscrito), decidí retomarlo! Ya voy a la mitad de los arcanos mayores y en unas semanas le calculo que voy a poder empezar a leer las cartas para mí 🙂

Estoy súper contenta y me está encantando; luego me pongo a pensar que, tal vez, si me hubiera obligado a acabarlo cuando lo empecé, tal vez no me estaría gustando tanto. (O no me estaría pegando tan profundo).

Un concepto del que hablan mucho en el curso es el divine timing (algo así como “tiempo divino”). Básicamente quiere decir que todo en la vida tiene su tiempo y ese tiempo tiene una razón de ser. Es algo en lo que he creído desde antes de tomar el curso, hay muchas cosas en mi vida (más allá de mis cursos y/o proyectos), que si hubieran sucedido en otro momento, quizás no hubieran acabado tan bien.

Puede que compartas esa creencia o puede que no. Quizás te gusten las cosas esotéricas y quizás no. Si cuando leíste la frase “tiempo divino” te quisiste morir del disgusto, ignora ese lapsus de mi parte. Lo que sí te voy a repetir es que así como nunca es tarde para empezar, nunca es tarde para volver a empezar. No tienes que acabar todo lo que empiezas en la vida y, lo que sí quieras acabar, no tienes que acabarlo “de un jalón”.

¿Hay algún camino que hayas dejado de lado, que quieras y puedas retomar?

—-
Eso que leíste fue el mensaje semanal #172. Si te gustó, ¡suscríbete a La Comunidad para leerlo cada miércoles!

Mientras, déjame lo que quieras en los comentarios 🙂

Con todo el cariño del mundo,

Comparte en:

¿Te gustó este artículo y quieres leer más? ¡Suscríbete a La Comunidad para recibir mi mensaje semanal, desbloquear artículos exclusivos y ayudarme a seguir escribiendo!

¡Únete aquí!
Comentarios:

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.