¿Cómo construir planes resistentes a imprevistos?

27 de julio del 2021 | en:  Gestión de tiempo centrada en ti, Gestiona tu energía, Organiza tu vida, Organízate en el trabajo.

Lee el artículo

Tiempo de lectura: 2 min 28 seg


Una rama de árbol es más fácil de quebrar que un resorte. Una copa de cristal es más fácil de romper que una de hule. Entre más flexible un material, más resistente a los golpes.

Por eso es tan importante construir horarios flexibles. No sólo porque la flexibilidad ayuda a reducir el estrés ante cualquier imprevisto, sino porque entre más flexibilidad tenga tu horario, menos frágil va a ser.

A veces me preguntan cómo hacer para que tu semana no se desorganice por completo cuando uno de tus planes cambia, la respuesta es que entre menos rígido construyas tu horario, más difícil va a ser que un imprevisto quiebre tu semana.

Cuando doy cursos o asesorías y mis alumnas me comparten sus horarios, casi siempre me mandan algo más o menos así:

7:00 am: Despertar

7:00 a 7:30 am: Desayunar

7:30 a 7:40 am: Lavar los trastes

7:40 am a 8:10 am: Hacer ejercicio

8:10 a 8:30: Bañarme

8:30 a 8:45 am: Arreglarme

8:45 a 9:00 am: Meditar

9:00 am: Empezar a trabajar

Ese fragmento apenas es el comienzo del día, pero con eso se dan una idea. El horario que les acabo de compartir (igual que la mayoría de los que me comparten), es demasiado rígido. No hay ni un minuto para “respirar” entre una actividad y otra. Basta con que recibas una llamada telefónica entre hacer ejercicio y bañarte para que el reto de tus planes se desmoronen como dominó.

Un mapa semanal de lunes a viernes igual de rígido que el ejemplo anterior, se vería más o menos así. (Lo importante es que veas la estructura. Todos los bloques que contienen una actividad están marcados con el mismo color).

Gráficamente es más fácil darse cuenta: no hay ni un huequito que permita si quiera un poco de flexibilidad.

Volvamos a las metáforas.

No sé dónde vivan ustedes, pero donde yo vivo son muy comunes los temblores. Por eso, es necesario construir edificios resistentes a ellos.

A lo mejor pensarías que entre más “apretada” esté toda la estructura, más segura es una construcción, pero de hecho es todo lo contrario. Las construcciones necesitan tener espacio para “respirar” durante un temblor, de lo contrario, se vienen abajo.

Una de las preguntas más frecuentes en la gestión de tiempo es “¿cómo manejar los imprevistos?”

Al igual que una construcción, un horario necesita espacio para “respirar”.

Contrario al mapa semanal que compartí más arriba, un horario resistente a imprevistos se vería más bien así. (Lo importante es que veas la estructura. Todos los bloques que contienen una actividad están marcados con el mismo color).

Todos esos espacios entre cada bloque (es decir, “colchones” de tiempo entre cada actividad), nos dan la flexibilidad suficiente para hacer cualquier ajuste necesario. De modo que, si una junta se alarga mas de lo esperado, la siguiente actividad no se va a ver afectada… La junta se va a “comer” el “colchón” de tiempo, dándote chance de continuar el resto de tus planes como los tenías.

Entre más flexible un material, más resistente a los golpes. Entre más flexible tu horario, más resistente a los imprevistos.


*¿Tienen dudas sobre construir horarios flexibles? ¡Escríbanme para agendar una asesoría virtual!

*¿Quieren recibir más tips como estos? ¡Suscríbanse a La Comunidad para recibir mi mensaje semanal, desbloquear artículos exclusivos y ayudarme a seguir escribiendo!

Comparte en:

¿Te gustó este artículo y quieres leer más? ¡Suscríbete a La Comunidad para recibir mi mensaje semanal, desbloquear artículos exclusivos y ayudarme a seguir escribiendo!

¡Únete aquí!
Comentarios:

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.