¿Cómo tener tiempo para LO QUE QUIERAS?

8 de abril del 2020 | en:  Organiza tu vida

Lee el artículo

¿Sabías que todos los miércoles envío el “Mensaje Semanal” a más de 700 suscriptoras(es)?

–> El Mensaje Semanal es un mail que escribo con reflexiones sobre la vida y la gestión de tiempo.

Suscribirse es rapidísimo, facilísimo y completamente gratis. (Además, al suscribirte recibirás mi Kit Básico de Organización, con una colección de PDFs que puedes imprimir para ayudarte a organizar tu vida).

Me han dicho que leerme es como platicar con una amiga de toda la vida, o más recientemente, como visitar la sección de papelería de Target, que es el mejor cumplido que me han hecho en la vida 😉

–> Puedes suscribirte aquí, pero si todavía no te convenzo, te dejo aquí abajo un ejemplo del Mensaje Semanal #87, para que te des una mejor idea del contenido.


 

¿Alguna vez te he platicado de la primera DESVELADOTOTOTA que me di acabando una entrega? 

Ya te había platicado que antes no era muy organizada que digamos, lo cual significa que siempre dejaba todo para el último.

–> Dejar todo para el último es la manera ideal para asegurarte unas buenas desveladas…

El mes pasado, platicaba en un artículo que escribí para Patreon, que en la prepa me desvelaba platicando por messenger con “el niño que me gustaba”.

–> (¿Alguien por aquí de mis épocas que se acuerde de messenger?)

El caso es que nunca fui una extraña a las desveladas, pero lo más tarde que me llegué a dormir por culpa de messenger fueron las 3 de la mañana.

(Que OK, lo admito, es MUY tarde… pero no tan tarde como las horas a las que me llegué a dormir terminando entregas en la universidad).

(Te dije que no era muy organizada que digamos)

La primera DESVELADOTOTOTA que me di en la universidad, fue terminando la entrega final de mi clase “Proyectos 1”.

Teníamos que hacer un móvil, completamente a mano.

Como siempre me ha encantado complicarme la vida, se me ocurrió decirle a mi maestra que iba a cubrir los alambres de mi móvil con estambre.

Sólo tuve un pequeño problemita.

Con eso de que no era muy organizada que digamos, SE ME OLVIDÓ COMPRAR EL ESTAMBRE. 

Entonces, una noche antes de la entrega, me puse a buscar estambre en todos los cajones de mi casa, pero sólo encontré hilo.

HILO.

Ahí me tienes, una noche antes de la entrega, tratando de cubrir los alambres de mi móvil con HILO.

¿Sabes a qué hora terminé?

–> A LAS 5 DE LA MAÑANA. 

Creo que hasta lloré del cansancio.

(Claro que no podemos olvidar que soy una dramática).

——

No pasó mucho tiempo antes de que me acostumbrara a cambiar horas de sueño por buenas calificaciones. 

Por el contrario, ¿sabes para qué nunca sacrifiqué horas de sueño?

–> Para hacer ejercicio.

(No digo que sacrificar horas de sueño para hacer ejercicio sea bueno, lo que digo es que sacaba buenas calificaciones sea como sea, pero para hacer ejercicio nunca me costó trabajo decir “no me da tiempo”).

Por eso me da risa cuando alguien me dice que no tiene tiempo para hacer X ó Y… porque sé que tiene que haber algo para lo que saca tiempo de donde sea, como yo lo hacía con las buenas calificaciones.

OJO: 

NO te estoy diciendo que sacrifiques horas de sueño para cumplir NINGUNA meta.

De hecho, si has tomado mi curso, sabrás que el primer compromiso inamovible en tu agenda son las horas de sueño. 

–> En serio, desvelarte no es el mensaje que quiero que aprendas de este correo. El mensaje es que tienes tiempo PARA LO QUE QUIERAS… siempre y cuando lo quieras lo suficiente.

–> Por ejemplo:

Yo siempre he dicho que “quiero hacer más ejercicio”, pero la facilidad con la que digo que “no me da tiempo”, delata la realidad: no lo quiero TANTO como quiero otras cosas.

(Las cosas para las que sí me “da tiempo”).

——

–> ¿Quieres que te dé tiempo para algo?

Haz lo que dice mi gurú Laura Vanderkam:

Imagina qué harías si te pagaran un millón de dólares para hacerlo. SEGURO así sí encuentras la manera de hacer tiempo para ello.

O haz el siguiente ejercicio, también de Vanderkam, que comparto en mi más reciente artículo en el blog:

“Imagina que el congreso de tu país ha decidido darte $100,000 dólares para ayudarte en la cuarentena, pero sólo si terminas el primer borrador de la novela que quieres escribir durante el encierro.

(O lo que sea que sea tu meta).

Citando a Vanderkam, el resultado sería el siguiente:

“Mi predicción es que, aún con un trabajo de tiempo completo e hijos, $100,000 dólares pondrían tu libro o cualquier otra meta hasta arriba de tu lista de prioridades. Si vives con tu pareja, hablarían en serio para dividirse las tareas, de modo que tuvieras suficiente tiempo para cumplir la meta en cuestión. Con ese nivel de compensación económica, sacarías la energía que necesitas para escribir todas las noches después de que tus hijos se fueran a dormir…

Este ejercicio te enseña que, si te es posible hacer tiempo con $100,000 dólares en juego, entonces el tiempo no es el culpable. El tiempo está ahí… la motivación, no”.

——

¿Qué opinas? ¿Vas a aplicar la estrategia?

Para leer más sobre el tema, no te pierdas mi último artículo en el blog.


–> ¡Gracias por leer! ¡No olvides suscribirte para recibir tu Mensaje Semanal todos los miércoles!

Comparte en:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete para recibir los artículos nuevos y contenido exclusivo.

¡Quiero suscribirme!
Comentarios:

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.