10 ideas para diseñar una semana que te emocione

2 de abril del 2019 | en:  Ama la vida, Gestión de tiempo centrada en ti

Lee el artículo
Para tener la motivación de seguir adelante, te tiene que emocionar algo que está delante de ti. ¡Twitéalo!

Una de las preguntas que más me hacen en mis conferencias es: ¿cómo encuentro la motivación para seguir adelante (ya sea después de una dificultad o para el día a día)?

No me cuesta trabajo saber la respuesta: para tener la motivación de seguir adelante, te tiene que emocionar algo que está delante de ti.

En inglés le dicen having something to look forward to. (La traducción literal sería algo así como: tener algo que ver hacia adelante). (Algo así).

Esencialmente, me refiero a que tiene que haber algo en tu futuro que te emocione.

Que te emocione lograr, que te emocione ver, que te emocione que suceda…

Ya sea algo relacionado a tu visión de vida, como graduarte de una maestría, que te contraten para el trabajo de tus sueños o tener una familia; o algo más cotidiano, como la premiere de una película que quieres ver, el concierto de tu artista favorito, la final del mundial o incluso el té que te vas a tomar mañana en la mañana. (O al rato en la tarde).

Cualquier cosa puede emocionarte. En serio. Y es bien padre emocionarte de cualquier cosa. Te mantiene a la expectativa de las mejores cosas que están por venir, y te da la motivación para seguir adelante, ya sea después de una dificultad o para el día a día.

Diseña, a propósito, una vida que te emocione. Click To Tweet

Para vivir con ese nivel de motivación (o de expectativa “positiva”), tienes que vivir con intención. Diseñar, a propósito, una vida que te emocione.

Algunas cosas que puedes hacer para diseñar una vida que te emocione:

  • Cultiva intereses: la lectura en general, un libro en específico, un deporte, el equipo de un deporte, los idiomas, la música, etc.
  • Cultiva y alimenta tu curiosidad.
  • Entrena tu capacidad para emocionarte hasta por las cosas más pequeñas.
  • Mete en tu agenda, intencionalmente, cosas que sabes que te van a emocionar. (En el artículo de hoy te voy a dar 10 ideas para ello).

En esos momentos de oscuridad, tener cosas a futuro que me emocionaban, me salvó. Click To Tweet

Hablo y escribo mucho sobre la importancia de emocionarte, porque la capacidad de emocionarme me salvó de un momento muy difícil en mi vida.

Cuando estaba internada, después de la primera cirugía que me hicieron en el cerebro, había días en los que de verdad odiaba la vida. (Es feo decirlo, pero es la verdad). En esos momentos de oscuridad, tener cosas a futuro que me emocionaban, me salvó.

Una cosa que me emocionaba a futuro, por supuesto, era que me dieran de alta. Pero también había cosas más cotidianas.

En el centro de rehabilitación donde estaba internada, había una sala “de entretenimiento” con una pantalla y un DVD. Todas las semanas, mi hermana iba a visitarme. Siempre que iba, veíamos una película en esa sala.

Uno de mis tíos, me regalaba una película cada vez que iba a visitarme. (Era su pequeña tradición). ¡Me encantaba la sorpresa de ver qué película me iba a regalar cuando iba! Eran las que veíamos mi hermana y yo en nuestras tardes de películas.

Te cuento esa historia porque, si bien una tarde de películas no es exactamente trascendental, me daba algo que esperar con ilusión. O, como dicen en inglés, something to look forward to.

Después de todo, yo tengo muchísimas películas en mi casa. Y en la tele había muchos canales. También tenía mucho tiempo libre, podía ver la tele cuando yo quisiera. (De hecho, veía la tele casi todas las tardes).

Pero esas pequeñas “tradiciones” – esperar a que mi tío me llevara una película, esperar a verla con mi hermana-, eran un evento especial que me motivaba para la semana.

En ese momento de mi vida no tenía una agenda. (Sí soy nerd, pero no tanto). (Además de que no podía escribir porque después de la operación perdí la fuerza y motricidad de mis manos). Pero si hubiera tenido una agenda, seguramente hubiera apuntado los días que iba mi tío y las tardes de película con mi hermana.

Hay muchas maneras en las que puedes usar tu agenda. Para planear, para organizarte, como diario (o journal), para hacer memory keeping, como lienzo de gestión de tiempo,  etc.

¿Sabes para qué otra cosa puedes usarla?

>>> Para diseñar una vida que te emocione. 

A continuación, te comparto 10 ideas en las que puedes usar tu agenda como herramienta para diseñar una vida que te emocione:

1. Apunta las fechas de estreno de las películas que quieres ver, o de las nuevas temporadas de tus series favoritas. OBVIO este tenía que ser el punto número uno. El año pasado, en noviembre, apunté el estreno de la cuarta temporada de Outlander; este mes ya apunté el de la última temporada de Game of Thrones. (Y hace algunos años, marqué con un millón de stickers y plumas de colores el lanzamiento en Netflix de A year in the life, el especial de Gilmore Girls).

2. Apunta las fechas de cuando tu equipo favorito tenga partido. Yo no soy mucho de deportes (¿a quién le sorprende eso?), pero tengo amigas y amigos que sí. Y así como a mí me emocionó el estreno de Outlander, a ellos les emocionan los partidos. Si tú eres de deportes, ¡apúntalo en tu agenda! (Incluso, si quieres hacer un poco de memory keeping, puedes apuntar el resultado de cada partido).

3. ¿Estás esperando el lanzamiento de un libro, un disco o un producto? ¡Apunta la fecha en tu agenda! (Si eres igual de nerd que yo, le puedes poner una sticker de estrellita junto).

4. Escribe un hábito personal que te das a ti como regalo. Una de mis seguidoras en instagram me contó que se compra flores todas las semanas, y eso lo apunta en su agenda. ¿Haces una tarde semanal de spa casero? ¿Te preparas un té todas las tardes? ¿Los viernes en la noche pides pizza? ¡Apúntalo en tu agenda!

5. El domingo en la noche, elige todos tus outfits para la semana, después anota en tu agenda cuál outfit te vas a poner cada día. (Si eres buena dibujando, puedes hacer una pequeña ilustración de cada outfit).

6. El fin de semana, busca en pinterest una receta que quieras preparar la siguiente semana. (Algo especial). Compra los ingredientes necesarios y apunta en tu agenda qué día vas a preparar tu platillo especial y cuál platillo es.

7. Decide qué libro vas a empezar a leer. Escoge uno de los libros que tienes sin empezar en tu buró o cómprate uno que tengas ganas de leer, ponle un separador y apunta en tu agenda el día que vas a empezarlo. (Si quieres hacer un poco de memory keeping, puedes apuntar las páginas que leíste o una frase que te haya gustado cada día).

8. Inscríbete a una clase en el gimnasio o busca una rutina de ejercicio en internet. Apunta en tu agenda los días de tu clase o la rutina de ejercicios que vas a hacer cada día.

9. Apunta la fecha en la que salen a la venta los boletos de un concierto al que quieres ir. Esto cumple dos propósitos: por un lado, no se te va a olvidar comprarlos y no te quedarás sin boleto; por otro, ¡te emocionará ver esa fecha en tu agenda o calendario!

10. Planea una cita contigo. Normalmente tenemos citas con alguien más, pero ¿por qué no tener una cita contigo? Ve al cine, a cenar a tu restaurante favorito, organiza un maratón de las películas que más te gustan, haz una noche de spa, o incluso haz un plan más elaborado y organiza un viaje de fin de semana para ti solita. Marca esa fecha en tu agenda de la manera más especial que se te ocurra.

Es padre que tu agenda no sólo sea un reflejo de tus pendientes, sino de tu vida. ¡Twitéalo!

¿En qué van a ayudarte estas 10 ideas?

Cada vez que revises tu agenda te va a causar emoción. Si estás teniendo una semana pesada, monótona, o de esas en las que no sabes qué estás haciendo con tu vida, esas anotaciones en tu agenda te darán la motivación de seguir adelante.

¡Es padre que tu agenda no sólo sea un reflejo de tus pendientes, sino de tu vida entera! Eso incluye las cosas que hacen feliz. Usar tu tiempo de forma intencional y reflejarlo en tu agenda es parte de cultivar una vida que te emocione.

Cuéntame en los comentarios: ¿a ti qué cosas son las que más te emocionan??

Con todo el cariño del mundo,

———-

¿Quieres aprender otras maneras padres de optimizar y personalizar el uso de tu agenda? ¡Reserva una auditoría de agenda conmigo!

Comparte en:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete para recibir los artículos nuevos y contenido exclusivo.

¡Quiero suscribirme!
Comentarios:
  1. Myriam dice:

    Gracias por el artículo me ayudo a darle la vuelta a la monotonía y ver la vida de otra manera, particularmente está semana que me sentía bajoneada. Gracias 🙂

    1. Mariana López González dice:

      ¡Gracias por tu comentario Myriam! 🙂 Me da gusto que te haya ayudado.

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.