¿Por qué es peligroso vivir en el ahora?

18 de febrero del 2020 | en:  Sé tu propio eje, Vida en general

Lee el artículo

No sólo es importante aprender del pasado, sino también agradecerle.

Siempre digo que mi método de organización es como “el Marie Kondo de la gestión de tiempo”, por eso quizás resulte sorprendente que nunca había visto “A ordenar”, el programa de Netflix de Marie Kondo.

Conocí a Kondo en “la blogósfera” (o “podcastósfera“) de auto-ayuda, de la cual ya tu sabes, soy fan. Hace algunos años se puso de moda su libro “The life changing magic of tidying up“, que por supuesto leí en cuanto tuve la oportunidad. (Nunca pierdo la oportunidad de subirme al tren de una nueva moda 😉

Si bien me gustó el libro, subrayé algunas partes e incluso lo he recomendado, siempre lo recomiendo con la siguiente advertencia: se me hizo un poco repetitivo. Aquí mi reseña oficial: está bueno, pero pudo haber sido un sólo artículo de Medium.

De todos modos (y por aquello del FOMO), tenía mucha curiosidad de ver la serie de Netflix. Hace unos días vi el primer capítulo, que me pareció bueno, pero con el que creo que fue suficiente para conocer de qué va el asunto.

¿Por qué estoy escribiendo sobre mi experiencia con Marie Kondo?

–> Es mi manera rollera de empezar a hablar sobre las modas en el mundo del desarrollo personal. En el caso de Kondo, la moda del minimalismo.

El minimalismo como estilo de vida se puso de moda desde hace un buen rato y cada vez cobra más fuerza (incluso escribí sobre el tema hace algunos años, cuando tenía otro blog).

Mi problema con los con los conceptos de desarrollo personal que se ponen de moda es justo eso; que se vuelven una moda, en lugar de una filosofía para crecer personalmente. Actualmente el minimalismo se ha reducido simplemente a fotos muy bonitas en instagram. (Fotos que mandan el siguiente mensaje: si las paredes de tu casa no son blancas, no puedes llevar un estilo de vida minimalista).

Como me encanta llevar la contraria, va mi mensaje controversial: puedes llevar un estilo de vida minimalista aunque las paredes de tu casa sean de colores.

Hace algunos años tuve un novio que, durante un tiempo, se fue a trabajar “al extranjero”. No especifico el país para no violar (aún más) su privacidad, pero digamos que, en kilómetros, estaba re-lejos.

Durante el tiempo que estuvo por allá nos escribimos muchos mails. Yo le contaba sobre mi vida en Puebla y él me platicaba sobre su vida re-lejos.  En uno de sus correos me platicó sobre un viaje que hizo y me escribió que le gustaría “vivir más en el ahora”.

“Vivir en el ahora” es otro de los conceptos de autoayuda que últimamente se ha puesto muy de moda. (Sólo pregúntenle a cualquier bloguer o podcaster de autoayuda qué libro les recomienda y les va a recomendar “El Poder del Ahora”, de Eckhart Tolle). (Libro que, por cierto, tengo muchas ganas de leer).

Si bien enfocarse en el ahora, o en el presente, es increíblemente valioso, me atrevería a decir que, igual que el minimalismo, se está reduciendo rápidamente a fotos bonitas en instagram. (Tendencia de la cual me confieso culpable).

En nuestras mentes saturadas de blogs y redes sociales, “vivir en el ahora” se ve más o menos así:

De hecho, si no mal recuerdo, lo que le respondí a mi en ese entonces novio a su mail iba más o menos así.

Me parafraseo:

“Que no te hayas tomado un foto con los ojos cerrados y los brazos abiertos mientras el viento te volaba el pelo, no quiere decir que no estés viviendo en el ahora. Vivir en el ahora es… simplemente… vivir en el ahora. Como sea que tu ahora se vea”.

El problema de cuando los conceptos valiosos se convierten en modas es que se analizan cada vez menos y se vuelven una presión más para que nuestras vidas se parezcan a las fotos bonitas de instagram. Se supone que vivir en el ahora reduce nuestro estrés, pero, irónicamente, lo que hoy nos estresa es no vivir suficientemente en el ahora.

Se supone que vivir en el ahora reduce nuestro estrés, pero, irónicamente, lo que hoy nos estresa es no vivir suficientemente en el ahora. ¡Twitéalo!

Con todas las cosas valiosas que vivir en el ahora aporta a nuestra vida, vivir solamente en el ahora puede ser peligroso por varias razones. Quizás la principal sea que nos hace restarle importancia al pasado.

Es verdad que “el hubiera no existe” y que no tiene sentido estarle dando mil vuelas a nuestros errores ni obsesionarnos con ellos. Pero una cosa es obsesionarnos con errores pasados y otra cosa es aprender de ellos. Nuestras experiencias pasadas nos enseñan muchas cosas y no vale la pena menospreciarlas con tal de enfocarnos sólo en el presente.

Aprovechando que el inicio de año aún está reciente, quiero hablar de una frase que se escucha mucho: “nuevo año, nueva yo”. Así como nos obsesionamos con nuestros errores pasados, también nos obsesionamos con reinventarnos. El problema es que no pensamos en reinventarnos a partir de (y honrando) a la persona que hemos sido, sino borrándola completamente.

Independientemente de que no creo que exista una “vieja tú” y una “nueva tú”, la persona que has sido te permitió llegar a donde estás: tanto con sus aciertos, como con sus errores. No sólo es importante aprender del pasado, sino también agradecerle.

Pero pensar en el pasado no es la única herramienta valiosa para nuestra vida, pensar en el futuro también lo es.

Pensar en el futuro de manera realista te permite ponerte metas a corto plazo y a largo plazo. Soñar con el futuro de manera poco realista te permite visualizar un camino claro para tu vida. En mis asesorías individuales de gestión de tiempo empezamos con un ejercicio muy padre de soñar con “la película” de tu vida.

–> En todas las conferencias que he dado, me preguntan qué me motivó a salir adelante de la difícil etapa después de mi cirugía. Lo que me motivó fue, precisamente, pensar en mi futuro. Cuando dejas de tener horizontes que quieres alcanzar, dejas de caminar hacia adelante. (Por eso me encanta planear en mi agenda).

La verdad es que, si me hubiera enfocado sólo en el ahora, no sé si hubiera estado igual de motivada. (Internada durante meses, mi ahora no era el más motivador del mundo).

Cuando dejas de tener horizontes que quieres alcanzar, dejas de caminar hacia adelante. Click To Tweet

Hace unas semanas publiqué un ejercicio para visualizar tu vida en semanas. Lo padre de este ejercicio es que te permite ver, de manera concreta y concisa, las experiencias más importantes que has vivido.

Lo vuelvo a compartir porque una de las cosas más preocupantes de sólo enfocarse en el ahora es olvidar todos los ahoras que has vivido.

Mi ahora es estar sentada en mi cuarto, con mi cama destendida (porque después de tres cirugías mi condición física no me alcanza para tenderla) y ligeramente mareada (porque el quiste que tengo en el cerebro no me acaba de dejar en paz). Si sólo me enfocara en el presente podría muy fácilmente olvidar todas las experiencias increíbles que he tenido.

Abajo comparto la visualización de mi vida en semanas, donde pueden ver algunas de las más relevantes:

¿Entonces sugieres dejar de vivir en el presente?

 

No. Tampoco. La vida nunca es blanco y negro y este tema no es la excepción. Si bien es peligroso vivir en el presente, no vivir en el presente también lo es.

Lo que sugiero es que le pongas un lente con zoom a tu perspectiva, que te permita hacer zoom hacia afuera cuando lo necesites (ver el pasado y el futuro) y zoom hacia adentro cuando eso sea lo necesario (ver el presente). Lo mejor siempre es ver el panorama completo y hacer zoom en los lugares necesarios, cuando sea necesario.

A como yo lo veo, la vida tendría que ser un constante zoom in y zoom out.

———–

¿Tú cómo ves?

–> ¡Cuéntame en los comentarios qué opinas al respecto!

Con todo el cariño del mundo,

Comparte en:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete para recibir los artículos nuevos y contenido exclusivo.

¡Quiero suscribirme!
Comentarios:
  1. Clau G de la Rosa dice:

    Me encanto la visualización de tu vida en semanas, ya me dieron ganas de hacer la mía en que programa lo hiciste? 😀

    1. Mariana López González dice:

      ¡Hola Clau! La hice en Illustrator, pero también hice una versión imprimible en PDF que puedes descargar en este post –> http://marianaylavida.com/en-automatico/

  2. María de Lourdes Garzón Ramos dice:

    ¡Excelente como siempre Mariana! te recomiendo que veas el video de youtube “el poder de una visión” , habla sobre lo que comentas en esta publicación ¡¡Un abrazo!!
    Acá el link https://www.youtube.com/watch?v=FOSMMMYHIhk

  3. Miriam dice:

    Hay tanta información que es importante detenerse y analizar cómo nos beneficiaría antes de adoptarla. Gracias por compartir parte de tu vida con el mensaje de éste artículo, me gustó mucho.

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.