¿Cómo usar tu tiempo a tu favor para cumplir tus sueños?

6 de marzo del 2019 | en:  Gestión de tiempo centrada en ti, Mi vida imperfecta, Sé tu propio eje

Lee el artículo

Tú problema: Siempre pospones tus sueños. Cada año que pasa, te dices a ti misma: “ahora sí ya el próximo año lo hago”. (Y los años siguen pasando…)

La solución: Hay muchas herramientas a tu alcance para ayudarte a cumplir tus sueños. En el artículo de hoy, te voy a enseñar a usar el tiempo como herramienta a tu favor para poder cumplirlos.

Imagínate que el tiempo, en lugar de una excusa, se convirtiera en tu mejor aliado. ¡Twitéalo!

El tiempo casi siempre es un pretexto…

Una excusa.

(O más bien la “falta de tiempo”)

“No tengo tiempo” es nuestra excusa favorita para todo.

No tengo tiempo para hacer ejercicio, no tengo tiempo para leer, no tengo tiempo para dormir, no tengo tiempo para cuidarme, no tengo tiempo para empezar mi proyecto/hobbie/negocio, no tengo tiempo para ver a mis amigas.

En nuestras mentes, esa excusa es perfectamente legítima, porque de verdad nos creemos esa idea de que no tenemos tiempo.

Casi casi puedo escucharte pensando: es que Mariana, yo de verdad no tengo tiempo.

Imagínate que el tiempo, en lugar de una excusa, se convirtiera en tu mejor aliado.

¿Cuántas veces te has dicho eso de que “no es el momento adecuado”?

No sé si sepas esto sobre mí, pero llevo como 5 años escribiendo un libro.

Bueno no, llevo como 5 años diciendo que voy a escribir un libro.

He soñado con ser escritora desde que estaba en primero de primaria, pero la primera vez que me planteé en serio eso de escribir un libro, fue hace más o menos unos 7 años, después de que me hicieron mi primera cirugía y todo mundo me empezó a decir que escribiera un libro sobre mi historia.

Pero en ese entonces estaba en la universidad y, según yo, “todavía no era el momento” para escribir un libro.

Unos años después de eso, me gradué de la universidad. Seguía teniendo el sueño de escribir un libro, pero según yo, seguía sin ser “el momento adecuado”.

Una semana después de terminar la universidad, entré a trabajar.

Y no, según yo, acabando de entrar a mi primer trabajo formal de tiempo completo, “no era el momento” adecuado para escribir un libro.

¿Cuántas veces te has dicho eso de que “no es el momento adecuado”?

Hace unos días, tuve una videollamada con una de las integrantes de la Comunidad Imperfecta.

La conocí a través de instagram, es mexicana y vive y trabaja en Polonia. En nuestra videollamada, me platicó que su sueño siempre fue vivir en Europa.

Su plan de vida siempre fue seguir los pasos necesarios para lograr ese sueño… hasta que lo logró. Estudió, entró a trabajar, aplicó a un programa de su empresa en Europa y fue persistente a pesar de recibir un “no” la primera vez que aplicó.

Después de ese primer “no”, lo volvió a intentar.

Ahora lleva años trabajando en Polonia.

Me platicó que siempre ha sido una mujer de objetivos claros.

Le gusta saber hacia qué meta está caminando y usa su tiempo de la manera en la que tiene que usarlo para llegar a ella.

Mientras fue estudiante y cuando entró a trabajar (en México), no veía muchas series, ni iba mucho al cine, por ejemplo. Le gustaba sentir que ocupaba su tiempo en acercarse a cumplir sus metas.

Como sabes, siempre hablo de que el descanso y el tiempo de ocio son muy importantes.

(Si me conoces, sabes que para mí, las series son MUY importantes 😉

Por eso lo que quiero que te quedes de esta historia no es el hecho de que no veía series o películas sino que siempre tuvo claridad sobre lo que quería y ocupó su tiempo en vivir una vida que la ayudaría lograrlo.

La aceptación es un elemento muy importante en la gestión de tiempo: se trata de decidir qué quieres que hacer y aceptar la decisión que tomaste. ¡Twitéalo!

El tiempo es un recurso, y como tal, tú decides cómo quieres hacer uso de él.

La aceptación es un elemento muy importante en la gestión de tiempo: se trata de decidir qué quieres que hacer y aceptar la decisión que tomaste.

Nada está bien, ni está mal, cada quien decide de acuerdo a lo que quiere para su vida.

Cuando no aceptas (no asumes) las decisiones que tomas, es entonces cuando el tiempo se puede volver una excusa… cuando te vuelves víctima de la “falta de tiempo”.

Al principio de este artículo te platiqué que llevo mucho tiempo diciendo que quiero escribir un libro, pero, hasta hace poco, no lo había empezado.

En más o menos cinco años, no escribí mi libro… ¿pero sabes qué sí hice?

Produje una serie documental, trabajé dos años y medio haciendo gestión de proyectos y di una conferencia de TED (uno de mis sueños)…

¿Sabes qué otras cosas hice? Vi todas las temporadas de Outlander (más de una vez), vi casi todas las temporadas de Mad Men y de casi todas las de Downton Abbey. (Entre muchas otras series).

 

¿Pude haber empezado a escribir mi libro en lugar de ver todas las temporadas de Outlander (más de una vez)?…

Sí.

¿Lo hice?…

No.

 

¿Pude haber empezado a escribir mi libro en lugar de producir una serie documental?…

Sí.

¿Lo hice?…

No.

 

¿Por qué?…

Por qué no fue lo que decidí.

Llega un punto de la vida en el que debes dejar de analizar las decisiones que tomaste ayer y preguntarte qué decisiones vas a tomar hoy. ¡Twitéalo!

Amo Outlander y amo Revelaciones, la serie documental que produje. (No quiero admitirlo -y menos públicamente en mi blog-, pero probablemente las amo en ese orden).

No me arrepiento de las decisiones que tomé porque lo que decidí fue de acuerdo a lo que estaba viviendo en el momento, seas cuales hayan sido las circunstancias de mi vida.

Así como has hecho tú: as tomado las mejores decisiones que has podido de acuerdo a las circunstancias que has vivido.

Llega un punto de la vida en el que debes dejar de analizar las decisiones que tomaste ayer y preguntarte qué decisiones vas a tomar hoy.

Llega un punto de la vida en el que debes dejar de darle vueltas a lo que has hecho o no has hecho y mejor preguntarte qué vas a hacer.

OK. Pasé 5 años haciendo OTRAS cosas que no fueron escribir mi libro. ¿Ahora qué voy a hacer?…

Pues ahora ya tengo el outline de mi libro, mi calendario de escritura, metas de palabras que quiero cumplir por día y estoy en pleno desarrollo de un hábito de escritura diaria.

OK. No has hecho todas esas cosas que no has hecho…

Ya lo pasado pasado, ¿qué vas a hacer hoy?

Así como decidiste pasar estos minutos leyendo este artículo, puedes decidir cómo pasar el resto de los minutos de tu día, de tu semana, de tu mes, de tu año y de tu vida. ¡Twitéalo!

Seth Godin, mercadólogo estadounidense, tiene una frase que me gusta mucho:

“No necesitas más tiempo, necesitas decidir”.

El tiempo ahí está, corriendo, nunca se detiene.

(De hecho, el tiempo está pasando mientras lees estas líneas).

Así como decidiste pasar estos minutos leyendo este artículo, puedes decidir qué hacer con el resto de los minutos de tu día, de tu semana, de tu mes, de tu año y de tu vida.

Entonces, ¿cómo puedes usar tu tiempo a tu favor para cumplir tus sueños?…

DECIDIENDO.

Decide lo que quieres hacer y hazlo. Decide lo que NO quieres hacer y deja de hacerlo.


 

>>>Tip: Piensa en pequeño.

Si lo que quieres hacer es leer ese libro que lleva años en tu buró, acuérdate que es mejor leer una página por día que no leer ninguna página nunca.

¿Qué es eso que quieres hacer y cuál es esa “página” diaria que puedes avanzar?…

Toma la decisión… y vas.

 


¿Te cuesta trabajo decidir sobre tu tiempo? No podrías estar leyendo este artículo en mejor momento…

¡Ahorita están abiertas las inscripciones a mi curso Tiempo para ti!

Tiempo para ti es un curso 100% online en el que te enseño mi método de Gestión de Tiempo centrada en Ti. Un método que se trata de siempre usar tu tiempo a tu favor, y siempre poniéndote a ti como el centro de tu vida.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el 21 de marzo: ¡inscríbete aquí!

 

Con todo el cariño del mundo,

 

Comparte en:

¿Te gustó este artículo? Suscríbete para recibir los artículos nuevos y contenido exclusivo.

¡Quiero suscribirme!
Comentarios:
  1. Angélica Enríquez dice:

    Gracias Mariana, necesitaba hoy leer algo así.
    Saludos.

    1. Mariana López González dice:

      ¡Qué bueno que te sirvió! 🙂 Saludos

Deja un comentario

*Los campos requeridos se marcan con asterisco. Tu mail no se mostrará en los comentarios.